viernes, marzo 24, 2006

Situaciones comprometidas


Normalmente darse una ducha no significa nada del otro mundo (excepto para algunos que desarrollan cierta "atmosfera"). Pues bien, hoy al salir de la ducha sobre las 6 de la tarde me doy cuenta de que no me he metido la ropa para cambiarme y decido salir y vestirme en mi cuarto como Dios manda. Hasta ahí todo bien.
Pero vosotros pensad, con lo fresquito que estaba y el buen humor que inundaba mi persona debía anunciar mi aparición a mi madre y mi hermana. Imaginemos:
1- Abro la puerta y asomo la cabeza.
2- Canto a grito pelao "Nooo mireeeeisss, voy a saliiiir en boooolaaas" y oigo a mi madre reírse y decir "como quieeeeras"
3- De acuerdo, aquí llega el infierno: Doy un salto de danzarín hacia el pasillo y giro la cabeza para ver si mi madre no mira, º__O DIOOOOS ME ENCUENTRO A LOS TÉCNICOS DE LA TELE QUE HAN VENIDO A ARREGLARLAAA!!!!!!!!!!!

Creo que nunca he pasado más vergüenza.

Ahora contadme si alguna vez os ha pasado algo más fuerte. Que al menos se me vaya el complejo de exhibicionista.
Dios, aún me acuerdo.... de sus caras inocentes.

2 Comments:

At 12:53 p. m., Anonymous Anónimo said...

Tranquilo, mi abuela suele exhibirse en ropa interior delante de mi novio...

 
At 3:26 p. m., Anonymous Javi said...

Yo de vez en cuando suelo hacer carreras en calzones por la calle, así que bienvenido al grupo :p.
Y bueno ... ya sabes ...

 

Publicar un comentario

<< Home